Miguel A. Aguilar

Su mejor trabajo fue con la banda de rock/metal progresivo Avatar, con quienes en el año 2002 graba el disco Essence. La presentación del disco se hace por todo lo grande en la antigua sala Ritmo & Compás y en La Sala (Carabanchel), compartiendo escenario con los también madrileños Dark Moor, obteniendo una acogida espectacular por parte de crítica y público.

Desavenencias musicales no permitieron continuar a la banda, la cual se disolvió unos meses más tarde.

Fritanga Lovers

En el año 2006 forma una banda llamada Fritanga Lovers de tintes más roqueros. Con ellos realiza numerosos conciertos por toda la escena madrileña. Con Fritanga Lovers, y agotado por la difícil tarea de ser músico en este país, decide abandonar la música en principio de forma indefinida.

Troubled Mind

Pasó algún tiempo antes de volver a colocarse el bajo, y lo hizo a lo grande, con la banda de rock/metal progresivo Troubled Mind, con quienes realizó conciertos en la capital presentando la nueva formación de dicha banda. Desafortunadamente, causas internas no permitieron la continuidad en la banda, y hubo de abandonar la formación cuando entraban a grabar su siguiente disco.

Predicador

Antes de entrar en Troubled Mind, también entró a formar parte de las filas de Predicador, y aunque su estancia en la misma fue corta, le otorgó a la banda una estabilidad que le permitió crecer y defender en directo su segundo disco, In Tenebris. Debido a desavenencias en el núcleo de la formación, tuvo que abandonarla poco tiempo después.

Black Back Band

Actualmente, junto a The Rock Cover Band, hace las labores de bajista en una de las mejores bandas tributo a AC/DC, Black Back Band. Con ellos ha realizado conciertos a lo largo de toda la geografía española.

Influencias

Sus influencias son variadas, siendo presumiblemente su primera influencia Steve Harris (Iron Maiden), quien le hizo amar este instrumento, no obstante sus influencias en la música van desde Iron Maiden, Metallica, Judas Priest, Pantera… a bandas progresivas como Dream Theather, Symphony X

Scroll al inicio